Buenos días!!!

El Ejecutivo ha incorporado a 10 nuevas ciudades al plan de libertad comercial. Estas ciudades de gran afluencia turística se verán obligadas a adaptarse a unas nuevas condiciones como ya hicieran previamente otras 14 ciudades. Por ejemplo, dispondrán de una mayor libertad de apertura de comercios para así promover una mejora la situación del sector, algo difícil de alcanzar visto los datos de años anteriores. Los municipios que se ven obligados a adherirse a estas nuevas condiciones son Gijón, a Coruña, Oviedo, Jerez de la Frontera, Almería, San Sebastián, Santander, Salamanca, Marbella y León.

 

En 2012, el Gobierno aprobó una normativa que establecía unos determinados criterios objetivos para la libertad de apertura comercial los domingos y festivos en zonas de gran afluencia turística, ahora los ha modificado para poder incorporar nuevas áreas:

– El umbral de población de los municipios pasa a ser de 100.000 habitantes en lugar de 200.000

– El número de pernoctaciones ya no es más de un millón sino 600.000.

A pesar de estas intenciones los resultados no son positivos. En las otras 14 ciudades (Barcelona, Sevilla, Alicante, Valencia, Zaragoza, Málaga, Las Palmas de Gran Canaria, Bilbao, Córdoba, Granada, Cartagena, Palma de Mallorca, Santa Cruz de Tenerife y la Comunidad de Madrid) que ya formaban parte de esta estrategia desde 2012 no han registrado los beneficios tan provechosos que se predecían:

– Las ventas han continuado cayendo en los dos últimos años, en 2012  un 7 % y al año siguiente un 3,9%                – Se ha destruido empleo en el sector año tras año, un 2,8% y un 3,3%  respectivamente.

Así vemos que esta liberalización de horarios ni incrementa las ventas, ni ha creado empleo y tampoco ha atraído a más turistas de compras.

libertad comercial

Las medidas tratan de sacar provecho de conexión entre turismo y comercio pero están consiguiendo todo lo contrario, están creando desventajas competitivas respecto a otros formatos comerciales y el turismo que viene a nuestro país sigue siendo de sol y playa y no exclusivamente para comprar.

En definitiva, este Real Decreto eleva el número de ciudades obligadas a adaptarse a este programa de estimulación del comercio a pesar de que los resultados que llevan arrastrando desde 2012 son más que negativos. Las ventas no mejoran, el empleo cada vez empeora más y los turistas con el objetivo principal de realizar compras no aumentan. Todo esto muestra que no estamos yendo por el buen camino y que en lugar de buscar la libertad comercial se está implantando una obligación sin resultados beneficiosos para el comercio.

 

Todo esto que te contamos puedes leerlo en el Boletín Oficial del Estado en el Apartado III.

 

Un saludo!

fedeempresarioshuesca

 

Fede